Emprendedores

Pulchén: La chilena innovadora en asados

María Ignacia Salazar no tiene nada que envidiar a los hombres en cuanto a parrillar se trata. La joven tiene solo 27 años y ya puede presumir que es la primera emprendedora en Chile en innovar con un producto único para los parrilleros, otorgándole a las carnes un sabor especial y una nueva experiencia gourmet.

Bajo el halo “dieciochero” de septiembre, María Ignacia sabe que el asado consiste en mucho más que asar una carne. Si pudiéramos resumir de qué se trata su original proyecto podríamos decir que a “asados con un toque ahumado diferente”. Su auténtico producto consiste en briquetas hechas con cuescos de durazno, que a la parrilla prometen ser la sensación en estas fiestas patrias, otorgando a las comidas un exquisito aroma a hierbas, algo nunca antes visto en Chile.

Pensando en ideas para su proyecto de título de diseñadora industrial en la universidad Diego Portales, María Ignacia buscaba otorgar un fin útil a un producto de descarte industrial. Con esto en mente, su primera idea estuvo basada en abordar el nicho de las estufas a leña, sin embargo ese año salió la ley de prohibición de estas estufas en Santiago.

Ante este cambio, o como le llamaríamos hoy “golpe de suerte”, se vio obligada a cambiar de idea y así se dirigió al mundo gourmet. Suerte o destino, gracias a ello nació Pulchén. La joven no imaginaba que lo que fue su proyecto de título universitario se convertiría más tarde en un emprendimiento único en Chile.

Pulchén es un producto gourmet que consiste en una briqueta a base de carozos de durazno reciclados que sazona y ahúma los alimentos en la parrilla con diferentes hierbas aromáticas culinarias, entre ellas orégano, tomillo, estragón y albahaca.

Se utiliza junto a las brasas, colocándolas luego de que se hayan extinguido las llamas. Tiene las mismas propiedades que la madera al momento de su combustión, que es de proceso lento y sazona y ahúma los alimentos con el humo. Sin colorantes, ni preservantes, es un producto sustentable y natural 100% ecológico.

Cada briqueta contiene un cuño con el logo de la marca, que representa el fuego y el cuesco. Además cada una cuenta con un adhesivo en la parte superior, que indica qué alimentos van mejor según cada tipo de hierba. Por ejemplo el estragón y orégano para carnes rojas, el tomillo para carnes blancas y la variedad de albahaca para verduras.

Este innovador proyecto ya ha participado en algunas de las ferias gourmet más reconocidas del país. Este año estarán por segunda vez en Echinuco y a fines de agosto se presentarán en La Despensa Gourmet en Casa Piedra

 www.pulchen.cl

Entradas relacionadas

Previous post

Google estrena nuevo logotipo

Next post

Conoce Waccu, la StartUp de María Paz Figueroa