Actualidad

Qué es la cultura startup, cómo se logra y cómo se debe moldear

La cultura startup ha recibido mucha atención últimamente ya que se están buscando constantemente formas de mejorar la experiencia general en el trabajo y, definiendo una cultura startup, es más fácil asumir el compromiso de apoyar mejor el trabajo en sí, mejorar las operaciones, hacer una contribución más valiosa y obtener una mayor satisfacción personal.

Haciendo un paréntesis, te invitamos, a que después de que leas este interesante artículo, visites Betway ahora disponible en Chile, simplemente la mejor y más confiable casa de apuestas deportivas online.

¿Qué es la cultura startup?

Muchos de los primeros fundadores de nuevas empresas luchan por dedicar tiempo a definir su cultura desde el principio, y en este proceso llegan a la firme conclusión de que la cultura, ciertamente tiene un impacto en el aspecto operativo de los negocios. Una buena cultura startup es una de las llaves del
éxito. La cultura startup se puede definir como un entorno de trabajo que valora la resolución creativa de problemas, la comunicación abierta y una jerarquía
plana. En una cultura corporativa, los valores centrales suelen estar moldeados por la identidad de la empresa, incluida su misión, productos y servicio al cliente. En las culturas startups, estos valores fundamentales tienden a reflejar las personalidades y el espíritu de las personas que trabajaron o fundaron la empresa en sus inicios. Debido a que las nuevas empresas deben adaptarse rápidamente a las presiones internas y externas del mercado para poder sobrevivir, una cultura startup también promueve la agilidad y adaptabilidad de las empresas como virtudes clave.

Los valores en el lugar de trabajo apoyados por las culturas startups, están siendo implementados cada día más por los líderes empresariales en grandes
organizaciones. A medida que el ritmo del negocio se acelera, en parte por los avances de la tecnología, las grandes empresas se están dando cuenta de que podrían beneficiarse enormemente al poner más énfasis en los valores de la cultura startup, incluido el valor del individuo. En algunas industrias, las cualidades positivas obtenidas al adoptar una cultura startup se conocen como kaizen.

Cómo se logra la cultura startup

Los fundadores y CEO experimentados, que creen que hay espacio para una cultura startup desde los inicios, experimentan menos estrés relacionado con la
evolución de dicha cultura startup a medida que crecen. Rand Fishkin, CEO y fundador de Moz, ha escrito sobre por qué resolvió definir la cultura de la empresa después de aprender de la manera más dura cómo la misma influyó en el trabajo. Destaca tres elementos importantes para lograr una cultura startup:

– Valores fundamentales
– Misión
– Estrategia de talento.

Del mismo modo, la cultura startup se puede definir por tres factores fundamentales que son la identidad, la estrategia de crecimiento y las relaciones.

Cómo se debe moldear una cultura startup

Aunque la cultura es difícil de medir, moldear, definir y difícil de controlar directamente, los líderes de startups pueden hacer cosas muy tangibles para
desarrollar una cultura sólida. En primer lugar, se debe reconocer que las diferentes empresas necesitan culturas diferentes. Una compañía de software empresarial necesitará una cultura diferente a la de una compañía de juegos de video o una compañía de dispositivos médicos. Piense muy bien en lo que debe ser la cultura de su startup para lograr lo que su empresa se propone hacer. Después se debe definir el alma de su startup. La cultura reflejará las personalidades de los fundadores y de los primeros empleados, por lo que el equipo fundador debe reflexionar sobre cómo pueden ser cuidadosos al exponer los atributos que desean que emulen las personas. Deben discutir entre sí la cultura que desean construir y asegurarse de que están de acuerdo antes de comenzar la empresa. Deben hablar sobre agregar más co- fundadores o empleados en las primeras etapas para equilibrar sus propias personalidades para así obtener más diversidad y apuntalar las debilidades.

La cultura startup comienza a desarrollarse el día en que el equipo comienza a trabajar juntos. El equipo debe pensar en ello desde el primer día, monitorearlo cuidadosamente y construir la cultura deliberadamente. Lo arreglaremos más tarde una vez que estemos en funcionamiento;, no funciona.

Para tener una cultura startup sólida se debe contratar a las personas adecuadas La mayor palanca que tiene una empresa para mover su cultura es a quiénes
contrata. Las startups deberían entrevistar para medir habilidades, así como para determinar un ajuste cultural. Deben verificar las referencias cuidadosamente y hacer preguntas sobre el carácter y el estilo de trabajo del candidato. Se deben contratar a personas parecidas a la startup, por lo que los fundadores deben lelegir personas que aporten diversidad de ideas y antecedentes valiosos en lugar de simplemente contratar personas que ya conocen.

Los líderes de la startup deben predicar con el ejemplo

Los líderes están constantemente bajo un microscopio. Los comportamientos desde los más imperceptibles hasta aquellos que dan que hablar, se difunden rápidamente y establecen la cultura. Los cambios de humor diarios de los líderes de la compañía pueden influir en la cultura, e incluso algo tan pequeño como su lenguaje corporal puede hacer que el equipo reaccione. No confunda cultura real; con cultura aspiracional; La cultura startup no se crea cuando diversos equipos escriben valores culturales, los laminan parar luego decir esta es nuestra cultura;. Si se elige así la cultura, la manera cotidiana de trabajar en la empresa no coincidirá jamás con esos valores creados sin fundamento. Una cosa es la cultura aspiracional y otra, la cultura y los verdaderos valores que deben regir la empresa.

Sepa lo que valora

Al momento de definir los valores de su startup, probablemente ya tenga una idea, junto con su equipo, de lo que considera importante para el éxito. Si no sabe en qué valores centrarse, reflexione sobre sus experiencias positivas y negativas con la cultura del lugar de trabajo en situaciones pasadas y enumere los conceptos y valores relevantes. Elija valores que sean procesables y que resuenen con su empresa. Los valores no son algo que tiene que poner por escrito para la exhibición pública, los valores deben ser algo con lo que la mayoría de las personas en su empresa puedan relacionarse y actuar de manera rutinaria. Cada empresa tiene una forma única de inculcar los valores de la empresa. Por ejemplo, Boundless, un proveedor de libros de texto digitales gratuitos con sede en Boston, tuvo sus valores firmemente definidos desde el primer día. La forma en que Ariel Díaz, cofundador y CEO de Boundless lo vio, era que los valores debían ser algo que todos los miembros del equipo pudieran alcanzar.

Él y Aaron White, cofundador de Boundless, crearon una forma precisa de comunicar los valores y lo hicieron de manera divertida. En las reuniones del equipo, Díaz entrega un Premio al Logro Cultural; a los empleados que han ejemplificado uno de los cuatro valores de la compañía, representados por: La Bestia (el trabajador más duro), El Arquitecto (el mejor estratega), Indiana Jones (el aventurero en busca de resultados), y La persona más interesante del mundo (un individuo completo, divertido y carismático).

La comunicación es igualmente importante

Dígales a todos lo que valora, por qué lo valora y asegúrese de seguirlos activamente, actuando en consecuencia. A cambio, tendrá una compañía llena de personas motivadas que tendrán más probabilidades de ser reciprocas y consistentes. Si valora la innovación, probablemente haya pensado a menudo en cómo maximizarla. Más allá de comunicar que ve la innovación como su camino hacia el éxito, necesita articularla de manera que todos participen en un trabajo innovador, ya sea a través de la colaboración o proporcionando los recursos adecuados. Las experiencias de colaboración, a través del éxito y el fracaso, ofrecen a otros la oportunidad de participar y tomar riesgos. Al final del día, todos se irán a casa un poco más satisfechos de que su rol haya contribuido al desarrollo de la startup. Y para finalizar, nunca olvide que las personas son su mayor activo y tienen la capacidad de ayudar a su cultura a prosperar o matarla por completo.