Notas de Prensa

La opción de teletrabajo para evitar contagios sin frenar la productividad

Luego del estallido social en octubre del año pasado, la implementación de la tendencia del homeoffice en compañías chilenas llegó a un 48% por complicaciones en el transporte y los eventos ocurridos a lo largo del país. En esta oportunidad, debido a la emergencia de salud por la propagación del coronavirus, las empresas evalúan la alternativa de teletrabajo como medida preventiva para resguardar tanto la salud de los colaboradores como la del resto de la población, sin necesidad de cesar las actividades laborales.

El primer organismo que se ha manifestado sobre este tema, como manera preventiva de contagio, es el Poder Judicial que por medio de su vocera, Gloria Ana Chevesich, anunció que se está preparando un protocolo para que los funcionarios puedan trabajar a distancia.

“Es una excelente opción que permite a los profesionales prestar sus servicios fuera del lugar de trabajo, necesitando solo de un computador para realizar sus funciones de manera eficaz y como de costumbre en la oficina”, comenta Ariel Vidal, country manager de The Valley Chile, escuela de negocios para la transformación digital.

Además, trabajar desde casa puede ayudar a mantener controlada la ansiedad por posibles contagios y sostener la eficiencia de las personas en el marco de lo que está viviendo el país.

En el mundo laboral, gracias a la digitalización, los profesionales pueden cumplir sus objetivos diarios casi sin obstáculos, a través del uso de herramientas del teletrabajo, como realizar reuniones online, trabajo con servicios de cloud, herramientas de trabajo colaborativo, servicios de mensajería instantánea profesionales, y demás herramientas que permiten realizar las actividades diarias de manera normal.


Otra de las ventajas del teletrabajo, está la de permitir compatibilizar el rol laboral con el familiar, sobre todo durante estas semanas que se suma la preocupación y sensibilidad generalizada por el brote del virus y crisis social que vive el país.  Esta forma de trabajo contribuye al colaborador a cumplir con las funciones más tranquilo, lo que impacta positivamente en su productividad. “En tiempos de incertidumbre, como los que vivimos hoy, debemos aprovechar la oportunidad de contar con la tecnología como aliada fundamental, de esta manera saldremos más fuertes y reinventados para enfrentar todo lo que pueda venir”, enfatiza el ejecutivo.


The Valley, destaca 4 puntos relevantes respecto a la relación con la esta modalidad:

·      Autonomía: Cada equipo gestiona el tiempo del que dispone, mejorando la conciliación personal y la felicidad del empleado. De esta manera también se estará dotando de autonomía al trabajador y demostrando confianza en sus gestiones, logrando que se sienta más valorado. Además, en caso de necesitar del equipo, se puede contar con herramientas como Google Docs,  que permiten compartir cualquier tipo de documento, pudiendo realizar cambios en línea, proporcionar sugerencias y comentarios.


·      Reconocimiento: Felicitar por el buen trabajo provoca que felicidad, y sentimiento de reconocimiento y realización en la empresa. Se puede fomentar el uso de valoraciones a los empleados, proporcionando también un feedback y status, creando una Data muy importante para el departamento de Recursos Humanos. Con los resultados obtenidos, se pueden emplear para mejorar los puntos donde flaquea un trabajador y los fuertes, reconocerlos públicamente, convertirlo en un modelo a seguir.

·      Agilizar el trabajo, ahorra tiempos: Es importante que todos los procesos se realicen de la manera más ágil posible, evitando la “burocracia” y lentitud al máximo. Skype o Whatsapp ayudan a que la comunicación entre empleados sea más fácil y efectiva, evitando traslados innecesarios y pudiendo resolver una pequeña duda en cuestión de segundos.

·      Promueve la interacción: Por último, pero más importante, el ambiente de trabajo. ¿Por qué no promover las Redes Sociales dentro de la empresa? Gracias a estas redes se puede crear un acercamiento entre el equipo que en la oficina quizá no se hubiese producido. De esta forma, se le ofrece al empleado crear su propia marca personal y crear transparencia entre los compañeros, favoreciendo el ambiente en el trabajo.