Written by 9:46 Blog, Emprendedores, Nacionales

Sociedades Anónimas Abiertas y Cerradas en Chile

El mundo del emprendimiento está lleno de decisiones, y una de las más importantes es la estructura legal que elegirás para tu startup. En Chile, una opción popular es la sociedad anónima, que puede ser tanto abierta como cerrada. Pero, ¿qué significa esto y cómo puede impactar en tu negocio? ¡Acompáñame en este viaje de descubrimiento!

Una sociedad anónima cerrada en Chile es una empresa cuyas acciones no se cotizan en bolsa. Son, por lo general, empresas de menor tamaño con un número limitado de accionistas. Los accionistas tienen una mayor capacidad para controlar quién puede adquirir acciones de la empresa, lo que puede ser útil para mantener la continuidad y la estabilidad. En una sociedad anónima cerrada, la junta directiva puede estar compuesta por un mínimo de tres miembros.

Por otro lado, una sociedad anónima abierta tiene acciones que se cotizan y se venden al público en una bolsa de valores. Este tipo de sociedades están sujetas a una mayor regulación y supervisión por parte de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS). Para formar una sociedad anónima abierta, se necesita un mínimo de cinco directores en la junta.

Ambos tipos de sociedades anónimas tienen sus ventajas y desventajas. Las sociedades anónimas abiertas pueden recaudar capital de una amplia base de inversionistas, pero están sujetas a una mayor regulación. Las sociedades anónimas cerradas ofrecen un mayor control a los accionistas, pero pueden tener dificultades para recaudar grandes sumas de capital.

En resumen, la elección entre una sociedad anónima abierta y cerrada dependerá de tus metas y necesidades empresariales. Considera tus planes de crecimiento, tus necesidades de financiamiento y tu deseo de control al tomar tu decisión. Y recuerda, ¡cada paso que das en tu viaje de emprendimiento te acerca a tu meta!

Visited 6 times, 1 visit(s) today

Close Search Window
Close