Información

Proyecto Laboratoria y su tercera generación de mujeres programadoras

Fueron seis meses de clases intensivas, de trabajo en equipo con herramientas digitales y bajo un método que escapa a los aplicados en las aulas tradicionales. Es la tercera generación de mujeres programadoras de Laboratoria Chile y que en esta oportunidad preparó a cerca de 40, cuyas edades van de los 18 a los 35 años, en Desarrollo Web Front- End e industria tecnológica.

Proyecto Laboratoria y su tercera generación de mujeres programadoras

El proyecto, forma parte del Programa de Formación para la Competitividad PFC con apoyo de Corfo Metropolitano y plantea resolver la falta de desarrolladores web en la industria digital chilena a través de la capacitación a mujeres jóvenes que permita su inclusión en un sector dominado mayoritariamente por hombres.
De esta forma, las alumnas se forman en conocimientos de desarrollo web y además se les refuerza el desarrollo personal con talleres como comunicación oral, liderazgo, creatividad y trabajo en equipo, para enfrentar el mundo laboral.
Detrás de todo este proceso está Laboratoria, emprendimiento que se inició con gran éxito en Perú el año 2014 y llegó a Chile en marzo de 2015.
Las becarias de esta tercera generación, recibieron sus diplomas en una emotiva ceremonia en donde además tuvieron la oportunidad de compartir sus experiencias. 

Una de ellas, Priscila Buhrle, destacó el avance logrado en cada clase y en tan corto tiempo. “Me he sentido muy acompañada en todo este proceso. Hay todo un equipo que nos da seguridad y nos ayudó a ser lo que somos ahora”.

Marisol Alarcón, cofundadora de Laboratoria Chile, afirmó: “Nuestra meta es convertir al sector digital en una fuente de oportunidades e inclusión social, enfrentando la brecha de género actual. Laboratoria existe para cambiar la realidad de desempleo de muchas mujeres jóvenes con talento, dándoles la oportunidad de aprender y desarrollar una carrera en la industria digital”.
Desde Corfo, Claudia Labbé, Directora Regional señaló que “estamos frente a mujeres que estuvieron seis meses haciendo una apuesta y aprendiendo algo que las llevará a un empleo diferente en donde podrán su sello propio en una industria donde hay mucho que crecer y aportar”.
fuente : corfo
Previous post

59 nuevos emprendimientos ganadores del “Semilla Corfo”

Next post

Postula a la Aceleradora de Booking.com para potenciar start-ups de turismo sostenible