Written by 11:14 Blog, Información

5 Estrategias para reducir los costos de una nueva startup

Una de las necesidades prioritarias de toda startup consiste en la reducción de costos. Durante los primeros años de operatividad, resulta fundamental evitar la fuga de capital y hacer un uso estratégico del presupuesto inicial.
Para sortear este desafío introductorio y hacerle frente a la inestabilidad, es importante desarrollar una serie de estrategias preventivas. Poniendo el foco en la inversión consciente, podremos sostenernos en el tiempo y extender la liquidez de nuestra empresa naciente.
En esta nota, compartimos cinco estrategias útiles para reducir los costos de una nueva empresa.

1. Evitar la sobreproducción

  • Para el caso de producción y comercialización de productos físicos, es fundamental reducir el inventario para disminuir costos y evaluar la recepción del público. Al desarrollar menos unidades, evitamos la sobreproducción y el riesgo de guardar material con poca salida.
    Si bien los costos de las grandes producciones suelen ser menores, una sobrecarga de productos implica, además de una apuesta alta, más gasto en transporte, packaging, etc. Además, evitamos la necesidad de compra o arriendo de bodegas de almacenaje.

2. Evaluar los gastos operativos

  • Este tipo de gastos se lleva gran cantidad de capital y, en una startup, debe ser un aspecto de cuidado. En ese sentido, la utilización de un espacio de Coworking, el arriendo de maquinaria y la tercerización de procesos como la gestión contable permiten ahorrar.
    Para los viajes y distribución, también es clave tener en cuenta las ventajas del arriendo de vehículos. Muchas startup eligen esta opción por la alta disponibilidad, la responsabilidad limitada y la posibilidad de contar con opciones para distintas necesidades hasta definir la inversión más conveniente.

3. Establecer prioridades en la contratación de personal

  • Al momento de diseñar el proceso inicial de una empresa, es fundamental identificar las prioridades en cuanto a la contratación de personal. Además, dar con empleados sumamente capacitados nos ahorrará la necesidad de suplir deficiencias productivas.
    Dentro de esta estrategia, también podemos tener en cuenta las ventajas del trabajo remoto, en los casos en que la presencialidad no es fundamental. Para el caso de acciones específicas que no son constantes, también podemos contratar personal externo y así solucionar labores puntuales.

4. Limitar las líneas de negocios secundarias

  • La concentración del capital es fundamental en los comienzos de una organización empresarial, para lograr movimientos certeros y fuertes. Por eso, es conveniente limitar o postergar los planes de expansión y exploración hasta definir un modelo de negocio.
    En principio, es ideal poner el esfuerzo máximo en lograr un buen producto inicial. El resto será cuestión de lograr la tracción necesaria para crecer.

5. Crear campañas promocionales efectivas

  • Invertir constantemente en promoción y publicidad es una fuga segura de capital, si no actuamos estratégicamente. Para eso, es conveniente buscar ayuda profesional, realizar estudios de mercado y diseñar meticulosamente nuestras campañas.
    En este sentido, también es sumamente útil contar con un sistema de gestión de ventas. Con una mínima inversión, podemos conocer en detalle a nuestros clientes, revisar reportes comerciales y generar un buen volumen de tráfico orgánico en nuestro sitio.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Visited 4 times, 1 visit(s) today

Close Search Window
Close